PINTURA

VICTORIA, Salvador

Teruel, 1928 – Madrid, 1994

El óleo Topos Golar de Salvador Victoria es muy representativo de su trabajo en los años setenta del siglo pasado, una época en la que historiadores y poetas han analizado la misteriosa simetría de estas obras: el Padre Fernando Soria titula uno de sus escritos "La cosmogonía de Salvador Victoria", Óscar Alonso Molina evoca "la más inquietante música de las esferas" y José Hierro habla de "arte inmaterial en que lo intelectual cede el campo a lo espiritual". 

Personalmente, percibo en Topos Golar esta vena metafísica de Salvador, un "torrente de espiritualidad", escribía su amigo Lucio Muñoz, sentimiento reforzado seguramente por la utilización de toda. La gama de ocres que da al cuadro una luz dorada, casi religiosa.

Marie-Claire Decay Cartier
Viuda de Salvador Victoria

Topos Golar, 1975
Óleo sobre tabla

  • /