PINTURA

TEIXIDOR, Jordi

Valencia, 1941
Vive y trabaja en Madrid

La pintura esta realizada en febrero de 1982 en su estudio de Malasaña.

Se puede situar en un periodo ya iniciado en Nueva York de donde ha regresado hace seis meses. En ese momento existe un uso de la pintura como puro deleite en su propia ejecución aceptando que se puedan encontrar referencias al paisaje. Al tiempo, reforzada por el título, la contemplación de la obra te introduce en un mundo lirico y poético.

La pintura se muestra como un acto de voluntad, no existe preparación ni actitud previa. Pretende evidenciar, antes que nada, como ha sido ha sido realizada. De esa manera intenta hacer partícipe al espectador haciéndole cómplice con su mirada de la razón de ser de la pintura. Las obras de esta época carecen de una reflexión directa y el color es el principal argumento. Más adelante y de forma consolidada, será la reflexión la principal generadora de sus obra y valor cromático acabará desapareciendo bajo el dominio del negro.

Jordi Teixidor

Verde de luna y azul, 1982
Óleo sobre lienzo

  • /