PINTURA

PALAZUELO, Pablo

Madrid, 1915 – Madrid, 2007

El número, el dibujo, la línea, el plano, el espacio y el color son elementos primordiales de su creación que están al servicio de la geometría. No en vano, el maestro madrileño estudió arquitectura y abrazó la pintura sin dejar de lado una profunda curiosidad por la filosofía antigua –especialmente los presocráticos–, la física contemporánea, así como el pensamiento hermético y oriental, lecturas que le acompañaron hasta el fin de su existencia.

En una entrevista de Elena Vozmediano el artista comentaba: “el título “De Somnis” se refiere a un estado de ánimo, mientras se trabaja, evocador del proceso de los sueños. Me ha hecho pensar en cómo éstos llegan a la visión mental. Es un sueño de vigilia, aunque en ciertos momentos me invade de tal manera que todo lo que me rodea queda en un plano más lejano aún que el segundo plano. Incluso cuando salgo de ese estado, de ese tiempo del trabajo, me choca un poco el ambiente natural al que vuelvo. Y además no se me puede interrumpir, porque me irrito muchísimo y a veces casi me confundo, no entiendo lo que me dicen. Estoy tan ido que a veces es como un mundo de sueños.

Son sueños que se suceden unos a otros como si fuera una corriente, es la única manera de describirlo. Muchos asuntos relacionados con la pintura no se pueden explicar. (…) Determinadas ensoñaciones piden un ambiente más bien sombrío. Es algo casi inconsciente y, desde luego, emocional. (…)”.

De Somnis R.T.N. XIII, 1999
Óleo sobre lienzo

  • /