ESCULTURA

SÁNCHEZ, Alberto

Toledo, 1895 – Moscú, 1962

Es llamativo pensar que Alberto Sánchez, pintor y escultor cocreador de la Escuela de Vallecas, antes de dedicarse a la creación artística, fue porquerizo, panadero, zapatero o escayolista. Fue su inteligencia e inquietud la que le llevó a frecuentar círculos de políticos e intelectuales y le permitió ser autodidacta, una gran proeza, ya que había aprendido a leer y escribir con 15 años.

En 1924 ya formaba parte de exposiciones surrealistas en Madrid y se marcó como propósito que el arte español pudiera competir con el parisino. Dibujó, pintó y esculpió muchas figuras femeninas, con influencias cubistas y surrealistas. En esta escultura podemos apreciar delicados detalles en su factura, así como una sutil policromía.

Mujer toledana, 1958-1962
Bronce patinado

  • /