PINTURA

TÀPIES, Antoni

Barcelona, 1923 – 2012

Dentro del Informalismo, corriente de la que Tàpies fue uno de los máximos exponentes, el autor se situó en la denominada “pintura matérica”. Esta se caracteriza por la mixtificación técnica y el empleo de materiales heterogéneos, muchas veces de desecho o de reciclaje, mezclados con los materiales tradicionales del arte, buscando un nuevo lenguaje de expresión artística.

Tras una etapa de reflexión y conceptualización, Tàpies se enfrentaba a la obra de una forma muy física, pudiendo encontrar en muchas ocasiones la huella de sus manos en las pinturas.

Esta obra de la Colección ENAIRE de Arte Contemporáneo estuvo depositada para su exposición, durante años, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Bañera, 1975
Mortero vinílico y polvo de mármol sobre lienzo

  • /