Praga. Puente de Carlos, 2021
Dibujo a lápiz repasado con rotulador de punta fina calibrado 0.1 y 0.05) con tinta resistente al agua y coloreado con acuarela 21x29,7 cm

Roma y Vaticano
Dibujo a lápiz repasado con rotulador de punta fina (calibrado 0.2 y 0.1) con tinta resistente al agua y coloreado con acuarela 21x29,7 cm

Lisboa. Mirador de Santa Lucía, 2021
Dibujo a lápiz repasado con rotulador de punta fina (calibrado 0.1 y 0.05) con tinta resistente al agua y coloreado con acuarela 21x29,7 cm

Biografía/Trayectoria Artística

Trabajo en Aena, en el Departamento de Financiación a Largo Plazo, dentro de la División de Tesorería. Cuando tuve noticia de la celebración de este concurso para empleados de ENAIRE y Aena me animé a probar suerte presentando los dibujos que había empezado a realizar el año pasado.

No tengo ninguna formación artística, pero siempre me ha interesado el arte, sobre todo la pintura y la arquitectura. Ese interés surge de cuando, siendo niño, mis padres a menudo nos llevaban a mi hermano y a mí al Museo del Prado o al Museo Thyssen de Madrid.

Desde pequeño me ha gustado dibujar, recuerdo muchas tardes dibujando con mi abuelo o coloreando los que él hacía. Sin embargo, siendo ya mayor solo he dibujado ocasionalmente, hasta 2020, cuando, buscando algún entretenimiento durante el confinamiento por la pandemia, me he dedicado más a ello.



Reflexión sobre las obras premiadas

El año pasado decidí comprarme unas acuarelas y empezar a hacer dibujos coloreados de paisajes urbanos o monumentos. En estos años de pandemia, en los que hemos sufrido tantas restricciones, dedicar algunos ratos al dibujo me ha ayudado a distraerme y juntar dos pasiones, el dibujo y viajar.

Estando en casa, la pintura ha sido una forma de volver a recorrer lugares en los que he estado y de revivir buenos momentos de esos viajes, ya que, para realizar los dibujos, buscaba fotos de distintos monumentos y me movía con la aplicación del “Maps” para ver con más detalle los edificios. Ahora que, poco a poco, se va pudiendo volver a viajar como en la “antigua normalidad”, seguir haciendo dibujos es una nueva excusa para descubrir nuevos destinos (viajando, por supuesto, en avión utilizando la red de aeropuertos de Aena).



Otras obras